MotoGO - Salón Internacional del Mundo de las Ruedas
MotoGO - Salón Internacional del Mundo de las Ruedas
Imporik - Importadores de partes para motos

10 mas economicas

Emilio Scotto, el hombre que cumplió su sueño de niño y fue en busca del mundo en una Honda Gold Wing 1100

Entrevistas
Fuentes
  • Diminuta Pequeña Mediana Grande Gigante
  • Por defecto Helvetica Segoe Georgia Times

Nos pusimos en contacto con Emilio Scotto, el más grande viajero en motocicleta alrededor del mundo, su viaje de 735 mil kilómetros duró exactamente 10 años, 2 meses y 19 días. Recorrió 279 países y 6 continentes.

Durante mis momentos difíciles me acompañaba toda la gente que había conocido, o incluso los cri, cri, espíritus de la selva.

Redactor: Juan Carlos Londoño R.

Nos pusimos en contacto con Emilio Scotto, el más grande viajero en motocicleta alrededor del mundo, su viaje de 735 mil kilómetros duró exactamente 10 años, 2 meses y 19 días. Recorrió 279 países y 6 continentes. Cambió 9 veces el asiento de su moto, consumió 12 baterías, 700 litros de aceite, 42.000 litros de combustible y 86 cubiertas. Llenó de sellos 11 pasaportes de 64 páginas cada uno. Entró en 1997 al libro Guinness por el mayor recorrido en dos ruedas de la historia, récord que mantiene hasta la actualidad. Del ’85 al ’95, le dio dos vueltas consecutivas al mundo montado en su “Princesa Negra”, una Honda Goldwing 1100 negra.

Su libro: "The longest journey ever made by man in a motorcycle." Ha logrado que muchos moteros tomen la decisión de dejar sus casas y salgan a recorrer el mundo en busca de aventuras en dos ruedas.

 

¿Cómo se inicia en el motociclismo?, ¿Cuál fue su primera motocicleta?

Fue por accidente, a los 25 años. Un amigo se compró una moto y me invitó a acompañarlo al dealer, que era Honda. Ahí vi por primera vez en un poster la Honda Gold Wing 1100, Interstate, con valijones, carenado y radio/pasacintas. "Esa es mi vuelta al mundo" me dije. No tenía el dinero pero logré convencerlos que me la financien y la compré. Como no sabía manejarla el día que me la entregaron, dos semanas después, me caí a los cien metros y rompí un espejo. Partí cinco años después, a los 30 años de edad. Ya andaba un poco mejor.

 

 

Todos los niños sueñan con viajar por el mundo y tener grandes aventuras ¿De dónde salió la idea de recorrer el mundo en motocicleta?

A los 8 años le dije a mi madre —Mamá, me despido, mañana me voy a dar la vuelta al mundo. Ella dijo —Hijito, mañana vas a la escuela, no a dar la vuelta al mundo. De ahí en más cuando me preguntaban que iba a ser cuando fuese grande yo respondía, —aventurero, y todos reían. —Viajero, explorador…" —decía yo tratando de que alguien me tomara en serio. —Esas no son profesiones, —me explicaban. A los 25 años apareció en mi vida la moto. Y a los 30 dejé todo y partí, para siempre.

 

 

¿Qué tipo de preparación tuvo antes de iniciar el viaje?

Ninguna, cero. Era un inocente muchacho con un sueño tal vez demasiado grande. Mi preparación era emocional, sabía que no haría otra cosa en con mi vida más que invertirla explorando el planeta.

 

Al iniciar su recorrido ¿ya tenía en mente imponer un record en motocicleta? O cómo se dieron las cosas para estar en el libro Guinness.

Cuando comencé no conocía ni el libro Guinness. Y apenas si sabía andar en moto. Tampoco tenía intenciones ser conocido o que mi viaje pasase a la historia. Yo solo iba en busca de un mundo desconocido que solo había visto en los libros, o en películas. Luego, la pasión con que vivía las aventuras que iba encontrando en la camino me llevo a escribirlas (en un papel y a mano, no había laptops), y la forma en que lo hacía interesó a varios medios de difusión europeos. Yo escribía sobre razas, costumbres, política, religión y hasta sexo, y eso marco la diferencia. Eso me convirtió en un corresponsal de los caminos, cuando todavía ni existía Google. Fui, con mucha inocencia pero mucho atrevimiento, un Google de carne y hueso, y ahí sobrevino el éxito. Ahí se empezó a conocerse mis dos vueltas al mundo, y el hecho de que iba a todos los países, aun a aquellos sumergidos en cruentas guerras. Al finalizar mi viaje alrededor del mundo Guinness me escribió una carta invitándome a Londres. Lo demás es historia conocida. En 1997 apareció en el libro Guinness, y así sigue cada año hasta nuestros días.

Pero un día ya no estará más ahí. El mundo sigue su curso inexorable y las cosas que interesan a la gente van cambiando. El record del hombre que cumplió su sueño de niño y fue en busca del mundo en una Honda Gold Wing 1100 recorriendo 280 países y 735.000 Km, quedará en el baúl de los recuerdos. En cambio el niño jamás olvidará su viaje, y es lo que se llevará a la tumba.

Colombia está en mi lista de los diez países más interesantes del mundo.

 

Debido a la gran variedad de culturas y lugares que logró conocer ¿Cómo se las arregló para hacerse entender en los países más lejanos a su cultura natal?

Cuando viajando me di cuenta que los idiomas iban a ser una barrera para poder mezclarme con la gente y ser parte de los pueblos por donde pasaba me sentí derrotado, y me enojé tanto conmigo mismo que me decidí a hablar otros idiomas sea como sea. Aunque dijese todo mal o incorrecto me largué a balbucear palabras en Inglés, Árabe, Alemán, Japonés, Swahili… El resultado fue que aprendí 5 idiomas, y otros un poco más complejos igual me sigo divirtiendo aun hoy en día. Igualmente, con el genial idioma de las señas se llega a todas partes. Si no habla, dígalo con mímica.

 

y… ¿cómo logró financiar su recorrido?

Robaba bancos. Ponía cara de cachorro abandonado en las esquinas de las poblaciones donde llegaba y esperaba que alguien me adoptase por unos días. Así durante los primeros tres años. Siempre alguien se acercaba y me invitaba a su casa. Muchas veces me regalaban un tanque de gasolina y con eso tenía para otros 300 km y nuevas aventuras. Luego comencé a escribir y a vender mis fotos. Años después llegaron los patrocinadores, Pepsi, Agip, Metzeler… Pero siempre la gente siguió siendo la parte más importante del viaje.

 

Uno de los factores más difíciles al afrontar la carretera solo, es el estado de ánimo, ¿cómo logro mantenerse equilibrado tanto física como mentalmente?

Soy inmensamente positivo, hijo del sol. Aun cuando estaba completamente solo por varios días en la selva con la moto hundida hasta el motor, no me sentía agobiado: me acompañaba toda la gente que había conocido, o incluso los cri, cri, espíritus de la selva.

 

Su libro es un gran referente para los motociclistas que añoran viajar por el mundo y para los soñadores que disfrutan de sus relatos ¿El libro surgió en medio del viaje? O ¿ya una vez terminado el recorrido?

Durante el viaje solo escribía artículos para revistas. El libro comencé a escribirlo por las noches varios años después, viviendo ya en Los Ángeles, California. Lo escribí en tiempo presente y primera persona, no como un relato pasado, sino como algo que estaba viviendo nuevamente. Por eso el lector cuando lo lee se siente que está viajando en cada página (o eso espero yo al menos). Pronto vendrá en español.

 

Ha tenido la oportunidad de recorrer Colombia, ¿Qué es lo que más recuerda de su paso por nuestro país?

Ante todo cabe aclarar que yo soy un "embajador itinerante" de Colombia desde 1985, cuando la recorrí por primera vez. Colombia está en mi lista de los diez países más interesantes del mundo. Uno de los más amigables, y con una geografía inconmensurable. Muchos rincones de Colombia los tengo bajo la piel: mi amada Cartagena (ciudad de ciudades), Santa Marta, Bucaramanga, Sogamoso, Medellín, Popayán, la misma Bogotá, la carretera del páramo desde Cúcuta, los caminos del Chocó, Pereira, el Cauca, el Magdalena… Colombia es un diamante en Sudamérica. Lo firmo

 

 

¿Por qué cree que su record Guinness se mantiene aún?

Mohamad Ali (Casius Clay) me dijo una vez que yo estaba más loco que él y que por eso lo iba a lograr; tal vez todavía no apareció otro más loco. Será cuestión de tiempo.

 

¿Qué recomendaciones le da a quien está pensando iniciar un viaje largo en motocicleta?

Que la moto ideal es la que uno se siente mejor. Que sin dinero se puede hacer, más lento y trabajoso, pero se hace. Que no piense en el otro extremo adonde quiere llegar; que solo mire el poblado siguiente. Un kilómetro tras otro, un día a la vez. Y cuando carguen la moto a conciencia de que llevan lo mínimo indispensable, saquen todo nuevamente y dejen la mitad.

 

¿Volvería a coger su moto para un viaje tan largo?

¡Seguro que sí! Una tercera vuelta al mundo está siempre rondando mi cabeza, aunque reconozco que tal vez no me de el cuero. He pasado los últimos 30 años de mi vida viajando, y espero pasar los que me queden sobre las rutas.

 

¿De qué se trató el proyecto Caravana América?

No "se trató", se trata, de un reality show que escribí mientras residía en California y que espero poder producir en un tiempo no muy lejano. Jamás abandono un proyecto; puede retrasarse, pero jamás abandonarse. En Youtube se puede ver el demo.

 

Que nos cuenta de su homenaje en el congreso.

El acto fue espectacular, con la asistencia de cientos de motociclistas. Fue impulsado por la Honorable Cámara de Senadores de la Nación, en especial por el Senador Jorge Colazo, el artista Néstor Rosso y el locutor oficial Carlos Flores.

La ceremonia se llevó a cabo en el Salón Azul del Congreso Nacional.

Escribir un comentario

Ingresa los datos en el formulario para comentar como invitado o registrate e inicia sesion para comentar :)


Código de seguridad Refescar

10 mas economicas
pantalon-para-motociclistas-jaque-mate-publimotos